Armonía de colores y sabores en la cocina japonesa

Las presencias de los monjes budistas en Japón enriquecieron la cultura japonesa e igualmente la gastronomía con la cocina vegetariana Shojin-Ryori.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 21 Segundos

En el siglo VI d.c. llegó el budismo al Japón a través de Corea y en siglos sucesivos desde China varias sectas también entraron al Japón. El budismo tuvo una buena aceptación por parte de la población como por la élite. Se erigieron monasterios budistas por todo el país y los monjes fomentaron la alfabetización, la educación general y las artes. También adquirieron poder político y económico e introdujeron la cocina budista Shojin- Ryori.

El término budista Shojin está relacionado con la autodisciplina para alcanzar el progreso espiritual. Ryori significa cocinar. Los budistas practican un estilo de cocina vegetariana, libre de carne animal, por respeto a la vida, con el objetivo de lograr un estado mental perfecto; y una manera de cocinar respetando el medio ambiente. Este estilo culinario fue popularizado por la secta Zen y hoy en día muchos de los alimentos e ingredientes de la cocina Shojin –ryori son conocidos y utilizados como el miso, el tofu y otros productos a base de soja.

En la cocina Shojin-ryori se emplean cinco diferentes técnicas de cocción: parrilla, vapor, fritura y aderezo con vinagreta o salsa. También se considera importante los cinco sabores: salado, dulce, ácido, amargo y picante; y se deben combinar de una manera estética los cinco colores de los ingredientes: rojo, verde, amarillo y negro o morado.

Este tipo de tradición culinaria es considerada como la madre de alta cocina japonesa, y es la base de la cocina Kaiseki-ryori, que se usa en la ceremonia del té.

Ayúdanos compartiendo