El diseñador gráfico, para entonces de 25 años de edad (2018), con sede en Tokio, después de muchos logotipos y trabajos gráficos, decidió lanzarse a un proyecto de arte y artesanía, hecho totalmente con fideos, embalaje incluido. Esta serie de obras representa la casta guerrera japonesa, el legendario samurái. Los soldados de juguete comestibles son tan hermosos que te dan ganas de verlos pelear... ¡y de comerlos al mismo tiempo!

El joven Taishi Arimura, con esta obra de arte culinario, muestra habilidad, gran eclecticismo y atención a los detalles, pero también ironía y originalidad. Para el samurái de los fideos, de hecho, utiliza tres tazas de fideos, dando vida a diminutos componentes de la armadura y a un escudo comestible, al que añade palillos y tenedores como armas de combate.

Los encantadores soldaditos de Arimura son una forma de mostrar su diseño y sus habilidades creativas, así como un homenaje a uno de los alimentos más queridos y consumidos de Japón. Este año marca el 60 aniversario de la invención de los fideos instantáneos; de hecho, fue en 1958 cuando Momofuku inventó el Ramen de Pollo, el primer ramen instantáneo del mundo.

La taza de fideos, que es ramen empaquetado en prácticos tazones desechables, fue en cambio concebida y lanzada en 1971. En el famoso Museo del Ramen en Yokohama, se narran los pasos fundamentales de la creación de los fideos de taza y se exhiben las primeras tazas de la historia. El último de los famosos inventos de Momofuku es la relativamente nueva taza de misión espacial, un ramen único de gravedad cero que realmente hace que este plato sea accesible para todos