Hablamos de un rico plato con fideos que en alguna época se convirtió en el sustento de la clase trabajadora después de la guerra y posterior a esto se expandió con los fideos instantáneos en los años 70 aproximadamente, pero además de ser una rica comida instantánea para nadie es un secreto que el Ramen goza de sus virtudes por también ser económico para el bolsillo pero ¿Cómo es que podemos hacerlo saludable? cabe destacar que la base inicial del Ramen es el caldo de cerdo, rico en proteínas que aportan nutrientes, una gran fuente de minerales que además mejora el sistema inmunológico y nervioso central, siendo una de las carnes más fáciles de digerir, lo que te permite agregar varios trozos a la receta, siempre y cuando no tenga un alto contenido graso y previamente le hayas retirado el excedente en caso de que sí tenga. Luego una estructura de fideos largos de trigo, pero si bien pueden ser de huevo o de arroz que son ligeros y con mucho aporte de fibra, también se le añade nori (un alga base, también utilizada para el sushi), un huevo hervido para mayor aporte proteico, cebolletas y pasta de pescado, este último ingrediente depende de tu gusto, sin embargo, le da ese sabor extra tan delicioso y característico y una rica descarga de Omega 3. 

En un aporte diario, su valor calórico eventualmente suele ser de 436 calorías, pero con esta opción saludable se reduce el consumo calórico a 370 calorías que a punto de hervor y combinado con un delicioso té verde te ayudará definiendo el cuerpo que quieres, así como también, ayudando a variar tus comidas ¿Te animas?