¿Cuál es la historia de este platillo?

La primera leyenda nos habla de tres marineros portugueses que llegaron a Japón; y se dice, que pudo haber sido a mediados del siglo XVI, momento en el cual estos extranjeros se dedicaban a vender distinta y variada mercancía; como tabaco, lana, jabón y más.

Se dice que también vendían peixinhos da horta, un alimento a base de verdura y pescado, que era consumido por los portugueses en tiempos de cuaresma. Y dado que en latín se dice tempora ad quadragesimæ, recibe el nombre de Tempura.

La segunda historia le da el crédito a Marco Polo, exactamente en su viaje a China; pues la leyenda dice que los alimentos no salteados no eran típicos ni frecuentes en la cocina china y nipona, debido a que el aceite comestible costaba mucho, y fue desde ahí que se usó la técnica de las frituras rápidas, la cual años después daría vida a la tempura.

Características y variantes

Conocida como la fritura rápida más conocida y preparada de Japón, la tempura es una mezcla de algún tipo de carne con verduras como pimientos, cebolla, berenjena, zanahoria y brócoli.

Las variantes se ven más consistentes en la carne. Cuando se prepara con pollo se acompaña con verduras, salsa de soja, jengibre y azúcar; mientras al cocerlo con langostino, se agrega un poco de sake y sal.

 Los vegetales en todas las variantes normalmente se mantienen, o se agregan algunos más, dependiendo del gusto de la persona. Una vez que la tempura está lista, se sirve a un lado del plato un tipo de salsa; siendo la favorita para la tarea, la salsa agridulce.