Se conoce que el origen del sukiyaki fue en la época de Edo por el año 1603 -1868, en ese tiempo los agricultores consumían principalmente pescado y tofu y lo cocinaban en instrumentos muy parecidos a las palas que podemos decir que hacían como de sartén o wok.
 
Existe una versión sobre el origen de este plato que relata que un samurái estaba muy hambriento, resultado de una fuerte jornada de cacería, y se encontró con una pequeña cabaña de un campesino, el samurái cuando vio al campesino le exigió que le cocinara una de las piezas que había cazado. El campesino tuvo que improvisar porque no estaba preparado, usó una reja de su arado, suki en japonés, y sobre ella puso la carne para asar yaki para dársela al samurái. 
 
Del sukiyaki existen dos variaciones, una de la región de Kanto, que en su preparación se utiliza la salsa tare que es la mezcla de la salsa soja, mirin y el azúcar. Con esa mezcla se barniza la carne que se va a cocinar. La otra versión es de la zona de Kansai en donde se asa la carne y se prepara el azúcar con la salsa de soja y posteriormente se le vierte las verduras. Se lleva al fuego hasta que vaya tomando cuerpo gracias al mirin y al agua que se le incorpora durante su cocción.
 
En la actualidad es común ver el uso del huevo crudo utilizado como salsa para mojar las piezas de carne y se mantiene el uso del vino igualmente manteniendo la tradición de Kansai.