¿Cuál es la historia de este plato?

El sashimi junto con muchos otros alimentos orientales, son muy antiguos; por lo tanto, conseguir su historia cronológicamente hablando, es bastante complicado, pero, en este caso, sus orígenes si están aparentemente confirmados.

Esta nos cuenta que el origen del sashimi nos lleva muy al pasado; hace aproximadamente 2.000 años, en zonas como Corea y China, cuando se empezó a implementar el consumir pescado crudo, durante el siglo X, en el periodo Heian Japón adoptó esta característica forma a su tipo de gastronomía.

Sus primeras versiones consistían en carne de pescado fileteado con su cola y aletas en el mismo plato; y para asegurar su frescura se conservaban en hielo, de modo que podían consumirla en un rango de 7-10 días antes de que se pudriera el pescado.

Es desde este momento que el platillo fue evolucionando, con el pasar de los años, agregándose más ingredientes a medida que el tiempo pasaba; llegando a considerarse actualmente como un platillo típico japonés y preparándose en muchas regiones y países de todo el mundo.

Características y variantes del platillo

Este conocido platillo japonés se puede definir principalmente por un plato a base de pescado o mariscos crudos; que se cortan en finos trozos y tradicionalmente se acompañan con rábano y con un tipo de salsa, como salsa de soja, salsa picante o wasabi.

Existen varios tipos de sashimi, como el sashimi de salmón, atún y pez espada. Así como una versión con otro tipo de carne, donde el sashimi preparado con carne de vacuno.

El sashimi puede ser un plato muy benéfico para el cuerpo humano; ayudando a reducir triglicéridos y colesterol. Además de ser rico en omega 3 y contener vitaminas tipo B.