Yudofou es un platillo de tofu preparado en un consomé hirviendo. Hay varias versiones sobre el origen del tofu. Según una leyenda china su origen se atribuye al príncipe Liu An hace 2000 años. La llegada del tofu en el sudeste asiático coincidió con la expansión del budismo.

Durante el periodo Nara a finales del siglo VIII, los monjes budistas Zen introdujeron el tofu en Japón y lo llamaron ?cuajada china?. Pero un médico coreano y prisionero de guerra de los japoneses, fue quien introdujo un tofu firme, que se convirtió en la fuente de proteína, sustituyendo la carne y el pescado en la dieta de los monjes budistas, especialmente los seguidores del budismo Zen. A quienes se les prohibía el consumo de carne.

Por lo tanto se vieron obligados a buscar una fuente de proteína que pudiera sustituir la proteína animal. Por esa razón se atribuye a los templos budistas la preparación, la producción y la distribución de tofu.

A lo largo de los años ha ido evolucionando la preparación del tofu en Japón, empezó como un plato vegetariano para los monjes Zen, y hoy día se puede servir caliente, agedashi dofu, un plato antiguo y bien conocido. También existe el kinugoshi, tofu duro seda, que se corta en cubos, se espolvorea con maicena y se fríe, para luego sumergirlo en  un caldo hecho de dashi y salsa de soja japonesa, cubriéndolo con cebolleta picada. Junto con estas recetas hay otras como Hiyayakko(tofu helado) y el tofu confitado(yudofu).